Proyecto

Proyecto


Fira 2000, S.A. es la sociedad responsable de la financiación y construcción del nuevo Recinto Fira de Barcelona Gran Via. Situado entre los municipios de Barcelona y L'Hospitalet de Llobregat y a una distancia de 2,5 Km del actual recinto ferial de Montjuïc. El proyecto global permite disponer de un superficie total construida de 243.000 m2 de exposición y más de 5.000 plazas de aparcamiento, convirtiéndose en uno de los Recintos Feriales más grandes de Europa, así como el más vanguardista en innovación tecnológica y de servicios.

El Recinto consta de ocho pabellones de exposición, el Edificio Vestíbulo o puerta de acceso principal al recinto desde el Hospitalet, que además es el inicio y el final de la espina central que comunica todos los pabellones y llega a la otra puerta principal desde Barcelona, ​​junto al paseo de la Zona Franca. El proyecto incluye también la construcción de dos torres, situadas en la plaza de Europa de L'Hospitalet.

Diseñado por el arquitecto japonés Toyo Ito, el proyecto se caracteriza por el respeto al medio ambiente; con formas orgánicas que recuerdan formas que se pueden encontrar en la naturaleza, con la proximidad del agua, la luz natural, una cuidada iluminación de los espacios interiores y una organización funcional y de fácil acceso.

Un factor clave para realizar el proyecto ha sido la localización urbana del nuevo recinto. Esta ubicación, que cuenta con las nuevas líneas de Metro 9 y 2, permite la integración del recinto en la ciudad, facilitando el acceso a las ferias que se organizan en la ciudad y por lo tanto, favoreciendo el número total de visitantes. Hay conexión directa del metro con el aeropuerto, ya que se dispone de servicio de embarque directo desde el mismo recinto. Toda esta red de comunicaciones se ha completado con la instalación de un helipuerto al mismo Recinto Ferial.

Desde hace más de cien años, Barcelona y su Feria han sido punto de encuentro de la industria catalana, impulsando y mejorando el tejido comercial. Con esta ampliación, Fira de Barcelona se consolida como motor de la economía catalana, siendo una de las plataformas internacionales de actividad económica del área de Barcelona y de toda Cataluña.