Recinto

image/svg+xml 8 7 6 5 4 3 2 1

El recinto está conformado por ocho pabellones. Se organiza a través de una espina central de aproximadamente un kilómetro y medio de longitud que conduce a los visitantes entre los diferentes pabellones las puertas de acceso situadas en los extremos. La puerta de acceso norte, situada en la Plaza Europa, conecta directamente con la estación Feria de las líneas de metro 9 (y en un futuro con la línea 2) y con los aparcamientos. En esta entrada, se ha diseñado un vestíbulo con formas orgánicas que invita amablemente al visitante a entrar en el recinto.

El proyecto constituye un eje para la circulación de peatones, diseñado especialmente para conseguir un espacio fluido y dotado de dinamismo, mediante elementos inspirados en las formas orgánicas como el agua y los árboles.

El diseño arquitectónico del reconocido arquitecto japonés Toyo Ito, se basa en recurrentes formas orgánicas que nos recuerdan elementos que se encuentran en la naturaleza como son los ríos, concepto rector del denominado eje central y que es la parte medular de funcionamiento del proyecto , con la proximidad del agua, la luz natural, una cuidada iluminación de los espacios interiores y con una organización funcional y de fácil acceso desde los diferentes puntos del recinto.

La superficie total construida hasta ahora supera los 400,000 m2 y se distribuye entre los siguientes edificios:


Edificio Vestíbulo


El Edificio Vestíbulo con una superficie de 14.360 m2 se conforma como la puerta de acceso principal al recinto desde Hospitalet de Llobregat y se enmarca dentro de las futuras actuaciones urbanas relacionadas con la Plaza Europa y la Gran Vía. Es el inicio y final de la espina central, que recorre todo el recinto, comunicando entre si todos los Pabellones, hasta llegar a la otra puerta principal desde Barcelona, junto al Paseo de la Zona franca.


Pabellón 1


Se sitúa a continuación de la Porta Firal sur y conforma la nueva fachada del recinto en dirección a la Avenida Joan Carles I. El elemento más singular es el muro orgánico que enmarca toda la longitud del pabellón. Es una nave diáfana de una sola planta a la cual se accede desde el vestíbulo de la Plaza Europa. Tiene un total de 24.073,00 m2 construidos, de los cuales 9.374 m2 son vendibles y 433 m2 están dedicados a la restauración.

En la cubierta se sitúa el Helipuerto de dos pistas, al que se accede directamente desde el Vestíbulo


Helipuerto


Situado en la cubierta del Pabellón 1,  el Helipuerto no solo da servicio a la Fira, sino a cualquiera que lo solicite, como en los grandes premios de F1 o de motociclismo al circuito de Montmeló, en que se produce una gran demanda de este servicio.


Pabellón 2


Diseñado por el arquitecto Joan Busquets tiene una superficie construida de 46.830 m2. Se accede por la fachada de la calle Foc. También se puede acceder desde el Eje Central, que conecta con los otros pabellones. Su interior dispone de una área de oficinas, de un servicio de atención al cliente, de salas polivalentes y de espacio de exposición.


Pabellón 3


Diseñado por el arquitecto Ramon Farré Escofet tiene una superficie construida de 40.000 m2.

Está situado paralelo al Pabellón 2 y conectado por 2 nexos que además de permitir el paso de los visitantes, contiene los espacios de restauración de ambos Pabellones.

El acceso en la zona de exposición, se realiza desde el Eje Central, que conecta con los accesos feriales y el resto de Pabellones.


Pabellones 4 y 6


El Pabellón 6 cuenta con un total de 35.000 m2 construidos y de 9.000 m2 de superficie vendible y está situado en la calle Alumini. El Pabellón 4 consta de 34.000 m2 construidos, en los cuales estan incluidas las galerías con 9.700 m2 y los Nexos 3 y 4 donde se encuentan 7 salas de convenciones con capacidad para 700 personas que ocupan una superficie de 9.709 m2.

Los dos son muy parecidos tanto por su diseño como por la superficie que ocupan, y constituyen la primera entrega de la obra realizada en la nueva fase de inversiones.

También comparten un aparcamiento subterráneo de 950 plazas que ocupa 24.000 m2.

Con la obra de los Pabellones, se ha urbanizado un espacio público diseñado por el arquitecto Toyo Ito


Pabellones 5 y 7


Los Pabellones 5 y 7 son simétricos a los Pabellones 4-6. En planta baja los nuevos pabellones tienen una comunicación muy abierta con el espacio situado bajo el tramo del Eje Central, que es por donde se accede a los mismos, de forma que se potenciará la relación espacial con los Pabellones 4 y 6.

Los dos constan de una superficie construida de 48.865 m2.


Eje central (o espina central)


El Eje Central es uno de los elementos más significativos del proyecto del arquitecto Toyo Ito y constituye la columna vertebral de Fira Barcelona Gran Vía. Se trata de un corredor elevado, de más de un kilómetro de largo, equipado con cintas transportadoras, que conecta las dos nuevas entradas del recinto con todos los pabellones, y agiliza los desplazamientos masivos habituales de las ferias. El Eje Central se encuentra a siete metros de altura y tiene fachadas de vidrio, para facilitar la orientación de los visitantes y hacer los traslados más agradables.

Se divide en varias partes en función de los pabellones que conecta.


Pabellón 8


Situado al extremo este del recinto, junto la Plaza de Marina, el Pabellón 8 configura el nuevo acceso cercano al Paseo de la Zona Franca. Es el único pabellón con dos plantas que, gracias a su capacidad de subdivisión, permite un doble uso: como recinto ferial y como centro de congresos y conferencias. La superficie total construida es de 59.150 m2.

La fachada principal está configurada por el eje central, que, en este tramo, se sitúa por delante del pabellón y le hace de pórtico de acceso.

La plaza, que se sitúa ante el pabellón, es un espacio inclinado que sirve de transición entre la cota de la calle y la planta baja del pabellón, y que crea un espacio exterior que se puede utilizar de manera opcional como espacio expositivo, más vinculado al pabellón que a la calle.

Bajo la plaza hay un aparcamiento.

La ubicación de la Fira de Barcelona Gran Vía, entre dos de las arterias principales de la ciudad - la Ronda Litoral a un lado y la Gran Vía al otro , la hace muy accesible para todos los visitantes que se desplacen con automóvil. Para ellos, la Fira de Barcelona Gran Vía dispone de más de 5.000 plazas de aparcamiento.

Los aparcamientos, situados delante de los Pabellones 2, 3, 4, 6 y 8, las calles de Botánica, calle Foc y la calle Pedrosa A, cerca de la entrada principal del recinto, suman un total de 118.279 m2.


Centro de control


Integra todos los sistemas de control y seguridad de accesos del recinto. Para lo cual se cuenta con la tecnología del software Scada con el objetivo de unificar todos los sistemas de control en uno solo, obteniendo un sistema de supervisión, gestión y adquisición de datos para la totalidad del recinto.


Urbanizaciones


Hay diferentes tipos de espacios de urbanización. Frente el Pabellón 1 el espacio es lineal, relativamente estrecho, con un problema de topografía a causa del desnivel que hay entre la fachada y la acera. En el Vestíbulo, el espacio es mucho más amplio, de aproximadamente 26.000 m2, con una topografía suave que conforma la plaza de acceso al recinto. Aquí, destaca una gran fuente, muy dinámica por sus juegos de luz y agua, que sirve de complemento a los lagos de la fachada de los edificios.

La Avenida Joan Carles I funciona como un gran vestíbulo exterior del recinto. Este espacio intenta resolver la circulación de visitantes que llegan de los diversos medios de transporte: taxis, autobuses de conexión con el Recinto de Montjuïc, autobuses de línea, automóviles particulares y metro.

Los elementos de diseño y de mobiliario urbano son muy similares a los de la urbanización de la calle del Foc, y han sido ideados por Toyo Ito con la intención de mantener la continuidad, la coherencia, la imagen unitaria y la identidad de todo el entorno urbanizado del nuevo recinto de Feria Barcelona Gran Vía.